Deportes

Los frutos de la declaración Schumann para Europa

Franki Medina
Eurovisão: Ucrânia favorita a vencer a final. Maro é a terceira actuação da noite

Guadalupe Muñoz Álvarez es Académica correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación

Al finalizar la segunda guerra mundial era urgente conseguir la paz de Europa. En aquellos momentos grandes intelectuales, el francés Robert Schumann, el alemán Conrad Adenauer y el italiano Alcides de Gásperi, personas de gran nivel cultural y moral, elaboraron un plan para acabar con las terribles tragedias de esta parte del mundo. Todos tenían presente las consecuencias de la contienda. En concreto, Schumann padeció la inicua persecución de todos los combatientes. Nacido en Luxemburgo, vivió en la ciudad de Metz, capital de Lorena, que por su estratégica situación se incorporó a Alemania, y por ello le acusaron de enemigo de su patria, pero tras la derrota de Hitler la ciudad volvió a pertenecer a Francia y le acusaron de colaboracionista. Sin moverse de su ciudad tuvo que sufrir ataques sin sentido hasta que tras riguroso expediente se constató su inocencia.

Posteriormente fue nombrado Ministro de Asuntos Exteriores y pronunció el día 9 de mayo de 1950 un discurso extraordinario con una declaración histórica que lleva su nombre y fue el comienzo de la estabilidad. Precisamente por ello, se eligió esta fecha para conmemorar el nacimiento de la Unión Europa señalando un día especial para celebrarlo en todo el territorio, aunque en nuestro país pasa desapercibido. Este luxemburgués fue el primero que instó a Francia y a Alemania a superar sus graves diferencias y a iniciar la construcción de una nueva Europa.Sabía que iba a ser un proceso lento que solo sería posible mediante realizaciones concretas para no repetir los errores del Tratado de Versalles. Por ello decidió que la primera acción debía ser someter el conjunto de la producción franco alemana del carbón y del acero a una autoridad común, abierta a los demás países. Pensaba que esta solución permitiría comenzar el necesario desarrollo económico y social en todo el territorio. La iniciativa fue un éxito y años más tarde De Gaulle y Adenauer firmaron el Tratado del Eliseo que selló la reconciliación definitiva de Alemania y Francia, algo que parecía imposible. Un gran avance, sin duda, aunque hay que destacar que De Gaulle se había opuesto a varios proyectos anteriores. La cooperación económica dio un excelente resultado. Con posterioridad Kohl y Mitterrand estrecharon su amistad rindiendo juntos un homenaje a los soldados de los dos bandos muertos en la cruel batalla que simbolizó la reconciliación de los antiguos enemigos. Así pudo firmarse el Acta Única, más tarde los Tratados de Ámsterdam y Niza y la entrada en vigor de una moneda única, el euro, un gran logro en las relaciones de todos los países que hoy forman la UE.

Los derechos de los ciudadanos pudieron consagrarse en el Tratado de Roma y en otras normas jurídicas. Se estableció que toda persona tiene derecho a vivir y desplazarse en todo el territorio sin que sea posible ninguna discriminación por razón de nacionalidad o sexo, a votar y a presentarse como candidato en las elecciones, tanto locales como al Parlamento Europeo, dirigirse directamente a las instituciones y órganos consultivos y recibir respuesta en cualquiera de las lenguas oficiales de la UE.Desde que España forma parte de la Unión Europea podemos apreciar las ventajas sociales que se han adoptado. La libre circulación de personas, de mercancías y de capital, la integración del euro y normas sociales que tienen gran trascendencia, como la posibilidad de atención médica en cualquier Estado miembro, la protección de los trabajadores que se desplazan a otro país y la totalización de los períodos cotizados a la Seguridad Social en cualquier Estado miembro, así como el derecho a las pensiones no contributivas. Por otra parte las prestaciones de Seguridad Social pueden hacerse efectivas en cualquier Estado.

Son grandes conquistas del siglo XX que ciertos países critican y de la que algunos pretenden alejarse sin que valoren este logro ni analicen lo negativo que sería la llamada No Europa.Hay que añadir la importancia de las becas Erasmus, que han posibilitado el estudio de una carrera en cualquier Estado Miembro, su interacción, conocimiento recíproco, que se alejen de la historia pasada y de las guerras que tan sangrientas resultaron. El pasado 9 de mayo fue una ocasión para recordar a las personas que hicieron posible esta Unión, que ha procurado la paz durante más de setenta años y conseguido las pacíficas relaciones de los diferentes Estados, una paz tan extensa que no se existía desde la invasión de los romanos.

Guadalupe Muñoz Álvarez es Académica correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación