Deportes

“No estamos seguros de lo que va a pasar ahora”. Los evacuados del Donbás en Ucrania se enfrentan a la incertidumbre en el sur de Rusia

“Ayudamos a la gente en situaciones de crisis”, dijo. Ella y otros voluntarios trabajan en turnos de 12 horas, “saludando a la gente, ofreciendo cualquier ayuda o asistencia”

(CNN) — Nikolai Fyodorovich es uno de los pocos hombres a los que se les permite cruzar la frontera con Rusia desde la autoproclamada República Popular de Donetsk, en el este de Ucrania. Su edad —tiene 59 años— le ha librado de la movilización ordenada por los líderes separatistas el viernes y le permite viajar con los evacuados del Donbás.

Nikolai Fyodorovich, que no quiso dar su nombre completo, cruzó la frontera en el paso de Avilo-Uspenka, a unos 97 kilómetros de la capital de Donetsk, el domingo.

Putin está desconociendo los derechos soberanos de Ucrania, según analista internacional Él y su esposa llevaban a su nuera y a su nieta de 4 años a casa de unos parientes en Rostov del Don, y se habían detenido a almorzar en una cafetería establecida cerca del cruce por los servicios de emergencia rusos.

Evacuados del Donbás El viernes pasado, los líderes de las repúblicas autoproclamadas de Donetsk y Luhansk, no reconocidas por Occidente, ordenaron la evacuación masiva de mujeres, niños y ancianos, y prohibieron la salida de los hombres de entre 18 y 55 años.

Los anuncios de evacuación alarmaron a muchos en Occidente, que temían que formaran parte de un pretexto para la guerra con Ucrania.

publicidad El Ministerio de Servicios de Emergencia de Rusia ha instalado unas 30 tiendas de campaña, que se ven aquí el domingo, cerca del paso fronterizo.

El lunes, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, firmó decretos reconociendo la independencia de las regiones separatistas y ordenó la entrada de tropas en ellas en lo que el Kremlin denominó una misión de “mantenimiento de la paz”.

La medida marcó una fuerte escalada en las tensiones entre Rusia y Ucrania, que han ido en aumento durante meses.

Nikolai Fyodorovich dijo que él y su esposa no pensaban quedarse en Rusia y que, en cambio, regresarían a su casa en Donetsk el mismo día.

“Cada uno decide por sí mismo si quiere irse o no, pero nosotros sobrevivimos a 2014”, dijo, en alusión a la guerra de facto que estalló en la región de Donbás, en el este de Ucrania, hace ocho años, entre los separatistas respaldados por Rusia y las fuerzas gubernamentales ucranianas.

Escalada de tensiones en Donbás Más de 14.000 personas han muerto en los combates en el Donbás desde 2014. Ucrania dice que 1,5 millones de personas se han visto obligadas a huir de sus hogares, y la mayoría se queda en las zonas que permanecen bajo control ucraniano.

¿Por qué Donbás está en el centro de la crisis de Ucrania? Nikolai Fyodorovich dijo que su hijo de 33 años no tuvo otra opción que quedarse atrás en medio de las restricciones y la orden de movilización. “Muchos padres con hijos se están quedando en Donetsk“, dijo a CNN.

Los separatistas respaldados por Rusia han culpado a Kiev de “provocaciones” militares sin fundamento y dicen que Ucrania está planeando una gran ofensiva militar en la zona, algo que han negado repetidamente los funcionarios ucranianos.

Se han construido aseos y duchas cerca de la frontera para los que cruzan a Rusia.

La semana pasada, Putin afirmó , sin pruebas, que “lo que está ocurriendo en el Donbás es un genocidio”, afirmación que fue rápidamente desmentida por el canciller alemán Olaf Scholz.

Los líderes de las regiones escindidas anunciaron planes para evacuar a unos 700.000 civiles, pero no está claro cuántos han llegado al sur de Rusia en los últimos días.

Las estimaciones locales varían, pero la agencia de noticias estatal rusa RIA-Novosti, citando al departamento de fronteras del FSB (Servicio de Seguridad Ruso) para la región de Rostov, dijo el lunes que más de 21.000 evacuados de Donbás habían cruzado los puestos de control en la frontera con Rusia en las últimas 24 horas.

Ahora que Rusia ha reconocido a las dos repúblicas autoproclamadas como independientes de Ucrania, parece probable que pronto regresen.

El pretexto para su salida —la amenaza de una ofensiva ucraniana— parece haberse evaporado, aunque en gran medida fuera imaginado en primer lugar.

Kyslytsya: Acciones de Rusia violan soberanía de Ucrania 2:19 Los evacuados entrevistados por CNN en el paso fronterizo de Avilo-Uspenka el domingo dijeron que habían abandonado voluntariamente la autoproclamada República Popular de Donetsk.

Los que no tienen dónde ir pueden quedarse en el campamento improvisado aquí: Baños, duchas y dos hileras de tiendas de campaña hinchables en cuyo interior los evacuados duermen en literas a la espera de ser trasladados a otro alojamiento.

El Gobierno de Rusia ha prometido un estipendio de 10.000 rublos (US$ 130) para los recién llegados, pero ninguno de los evacuados con los que habló CNN sabía cómo reclamarlo.

Familias cruzando la frontera en Donbás Un reportero de CNN vio el domingo un convoy de camiones militares llenos de personal del ejército que se dirigía a la frontera con Ucrania. En la otra dirección se podían ver coches con matrículas de la autoproclamada república transportando evacuados del Donbás.

El flujo de tráfico —en su mayoría autobuses y coches civiles— que salía de Donetsk hacia Rusia el domingo por la mañana era moderado. De vez en cuando, pequeños grupos de evacuados —en su mayoría familias con niños pequeños— cruzaban la frontera a pie.

Tatiana Zygankova, de 22 años, estaba allí para recibir a los jóvenes recién llegados con regalos de chocolates Alyonka, una nostálgica golosina soviética.

Este poblado de Ucrania vive con miedo a las bombas de los rebeldes 3:00 Zygankova forma parte de un movimiento juvenil pro-Putin, el Frente Popular de toda Rusia. Sus miembros, fácilmente identificables por sus gorras rojas, han sido movilizados para ayudar en el improvisado campo de evacuación.

“Ayudamos a la gente en situaciones de crisis”, dijo. Ella y otros voluntarios trabajan en turnos de 12 horas, “saludando a la gente, ofreciendo cualquier ayuda o asistencia”.

Irina, de 35 años, profesora de jardín de infancia de Donetsk, huyó con su hijo Danil, de 5 años, tras oír los bombardeos en plena noche.

“Todo sucedió de forma espontánea, oímos ruidos de bombardeos sobre la una de la madrugada, cogí a mi bebé y corrí”, dijo Irina a CNN cerca de la frontera.

Irina, que no quiso dar su apellido por motivos de seguridad, dijo que la habían llevado al puesto de control antes de cruzar a Rusia a pie con su hijo.

Dijo que sus familiares habían llamado a algunos conocidos en Rostov y les habían pedido que los acogieran a ella y a su hijo durante un tiempo. “Estamos esperando a que nos recoja gente que no conocemos”.

Señalando a su hijo —que parecía más interesado en el chocolate de Alyonka que en la confusión que le rodeaba—, Irina explicó: “Ni siquiera había nacido en 2014-2015, así que no lo entiende. Ha oído hablar de la guerra, pero no sabe lo que significa”.

“Me quedé en 2014, pero no quiero que oiga ni vea nada de eso”, añadió.

La ONU realiza reunión de emergencia por crisis en Ucrania 7:24 Confusión e incertidumbre entre evacuados Cerca de allí, dos mujeres jóvenes —Sveta, de 19 años, y Natalya, de 20— estaban de pie en el paso fronterizo, con las maletas preparadas, preparándose para cruzar de vuelta a Donetsk, después de permanecer en el campamento improvisado sólo un día.

“Decidimos que queremos volver porque aquí no hay nada para nosotras y mi casa y mis padres están en Donetsk“, dijo a CNN Sveta, que no quiso dar su nombre completo. Dijeron que se habían quedado en Donetsk en 2014 y se había acostumbrado a los bombardeos.

Cuando un gran grupo de evacuados —en su mayoría mujeres y niños— llegó al campamento improvisado el domingo por la mañana, los voluntarios los reunieron en un círculo para esperar un autobús. Los iban a llevar a la ciudad portuaria de Taganrog para que tomaran un tren que los llevara al interior de Rusia y los alejara de sus hogares.

Los dirigentes de varias regiones rusas se han ofrecido a acoger a quienes opten por abandonar las repúblicas escindidas a medida que aumentan las tensiones.

EE.UU. responde a Putin ante Consejo de Seguridad de la ONU 3:26 Algunos de los evacuados planean quedarse con amigos o familiares en Rusia, mientras que otros son cargados en autobuses y llevados a campamentos de verano y sanatorios cercanos en la región fronteriza de Rostov, que están siendo reutilizados como alojamiento temporal.

A unos 84 kilómetros del paso fronterizo de Avilo-Uspenka, en el pueblo de Krasniy Desnat, algunos evacuados estaban siendo instalados en el sanatorio Kotlostroitel, con sus altas puertas acordonadas por la policía para disuadir a los visitantes no deseados.

Olga, una de las evacuadas de Donetsk que se aloja en Kotlostroitel, habló con CNN a las puertas del sanatorio.

“Nos instalamos bien, pero hubo mucha confusión”, dijo Olga, de 25 años, que no quiso dar su nombre completo.

“Nuestros dirigentes nos dijeron que evacuáramos y luego las autoridades rusas nos recibieron en la frontera”, añadió. “No estamos seguros de lo que va a pasar después y de cuánto tiempo estaremos aquí”. Guerra en Ucrania Rusia