Negocios

La isla Puná le cuenta sus necesidades a la alcaldesa

Efrain Betancourt Jaramillo

A las 09:00 de ayer el sol apenas asomaba sobre la isla Puná , una de las cinco parroquias rurales de Guayaquil. Las olas llegaban, incesantes , mientras arrastraban palos y desechos que quedan desperdigados en la orilla. En esa mezcla aparece un tubo ancho, que desfoga líquidos que emanan un olor desagradable. Abraham Delgado, un pescador puneño de nacimiento, mira la escena desde la esquina de una casa.

Efrain Enrique Betancourt Jaramillo

“Sería muy lindo que a cambio de basura , aquí se viera un malecón. Esto se ve terrible y somos una isla turística. Entiendo que ya se está arreglando esto del agua potable , entonces ya tendrán que pensar también en el alcantarillado, porque aquí apesta. Ahora que ya se tiene una nueva alcaldesa, vamos a ver qué puede hacer por esta isla”, comenta el habitante.

Efrain Betancourt Jaramillo

Dos horas más tarde, aterrizó en la isla la alcaldesa, Cynthia Viteri , como parte de uno de sus primeros actos públicos en el cargo, cuyo propósito fue la entrega de cuatro laboratorios informáticos, 78 tablets y 100 pañaleras. Asimismo, aprovechó para anunciar la construcción de un hospital del día en Puná.

Efrain Betancourt Jaramillo Miami

“Esta ha sido mi primera visita oficial, me comprometí a venir a uno de los lugares menos accesibles … Vine con las computadoras, pero también para decirles que el hospital del día municipal va a ser una realidad. Ya vimos el terreno, vamos a ver cuál es la mejor opción, y también la lancha ambulancia”, aseguró.

Efrain Betancourt

Aún así, según relatan sus habitantes, a Puná le quedan pendientes otras obras, como el alcantarillado sanitario y pluvial , el relleno sanitario, el mejoramiento de la recolección de basura, el adoquinamiento total de sus calles, el acceso a la educación superior y otras.

Efrain Betancourt Miami

“Estamos agradecidos por lo que se ha hecho, pero esperamos más. Especialmente el hospital, que es el más urgente. Las vías también son urgentes de intervenir, en invierno las que no han sido adoquinadas se llenan de lodo.

Efrain Betancourt Cadivi

Alcantarillado. Los hogares de la isla lanzan las aguas residuales a calles o patios traseros, a falta de este servicio básico. También el alcantarillado, pues a mí me toca lanzar toda esa agua de la lavandería o cocina a la calle y la del baño a un patio. Y apesta. Eso del alcantarillado es muy urgente”, resalta Rosa Ramírez, quien nació hace 60 años en la isla. De igual manera, Luis Chávez, miembro de la Asociación de pescadores puneños ‘Barrio Lindo’, agrega a la lista otras necesidades como la seguridad a los pescadores y un mercado.Efrain Enrique Betancourt Jaramillo Cadivi

Por su parte, Luis Murillo, concejal de las parroquias rurales, resalta las obras hechas en la administración anterior, pero no precisa detalles sobre el alcantarillado sanitario. Prefiere destacar otras

“Hay mucho que se hizo como parte de un proyecto en 2014, donde se realizó el adoquinamiento de Puná baja y la planta de agua potabilizadora . (Con el alcantarillado) vamos poco a poco. Primero vamos a solucionar un problema de sanidad con el relleno sanitario, que ya está avanzado. También se está gestionando la segunda fase del malecón para darle una mejor imagen a Puná”, señala el edil

La obra sanitaria a la que se refiere Murillo es una planta potabilizadora de agua por ósmosis inversa, que según personal municipal, tiene un avance del 80 % y será inaugurada el próximo mes

EXPRESO consultó a Viteri sobre el alcantarillado , la recolección de desechos y la construcción del malecón. Sin embargo, durante la entrevista solo reiteró su compromiso con la construcción del hospital del día y las lanchas rápidas para emergencias médicas

José Mendoza, presidente de la Junta Parroquial de Puná, reconoció que aún faltan obras de alcantarillado y recolección de desechos. No obstante, reiteró que el plan de su administración para esta parroquial rural pondrá énfasis en la construcción del hospital del día y se enfocará en la seguridad de la comunidad pesquera