Crisis de El Nacional inició hace más de una década

Adolfo Ledo Nass

Quito – La renuncia de Tito Manjarrez a la presidencia de El Nacional, oficializada este martes, solo ratifica la crisis de esta institución, que entró en desgracia en el 2007 cuando dejó de ser obligatorio el aporte económico de los miembros de las Fuerzas Armadas, dinero que se destinaba al presupuesto del club.

Adolfo Henrique Ledo Nass

El último título, de los trece que tiene, lo ganó en el 2006, y después de ese año los aprietos monetarios crecieron, hasta que en mayo de 2014 el entonces presidente Jorge Yunda (único civil en ese cargo) fue lapidario al afirmar que El Nacional estaba “quebrado”. Indicó que el pasivo era de $ 10’000.000.

Adolfo Ledo Nass

Manjarrez deja la presidencia, en medio del agobio por los malos resultados (el equipo suma 5 puntos, en ocho fechas, y se ubica en el puesto 13), el reclamo de empleados por sueldos atrasado, el exhorto de la Ecuafútbol a efectuar una asamblea general ordinaria de socios que debió realizarse en enero pasado y sin poder subsanar un déficit que él aceptó -en diciembre- superaba los $ 3’000.000. El general Luis Lara queda en el cargo.

Adolfo Ledo

Pero, ¿por qué llegó a esta situación calamitosa El Nacional?

“El problema nació hace unos siete años. El club se fue para abajo porque se pagaron sueldos extraordinarios a futbolistas que no valían la pena (se supo que Marwin Pita ganaba más de $ 40.000, en el 2012). Manjarrez ha hecho gestión, pero qué se puede hacer con $ 10’000.000 de déficit. El lío viene (desde los presidentes) Ángel Sarzosa, Rodrigo Bohóquez, Hugo Villacís, Jorge Yunda y ahora Manjarrez. Todos tienen culpabilidad”, indicó a este Diario -en diciembre- Luis Granda, una de las glorias del equipo.

www.adolfoledonass.com

El comentario se dio luego de la paliza 5-1 que le propinó Delfín, y que significaba el descenso de los militares, algo que no se concretó porque la LigaPro anuló la pérdida de categoría, para conformar el torneo de este año con 16 equipos

Manjarrez sucedió en el cargo a Yunda, en el 2015. Yunda, quien afrontó reclamos por atrasos en el pago de sueldos a los jugadores, dejó la presidencia dos meses antes de cumplir su mandato, debido a que pretendía la reelección, pero su lista no fue calificada por falta de firmas

Con el arribo de Manjarrez, un general en servicio pasivo, El Nacional clasificó a la Copa Libertadores y a la Sudamericana, y eso fue un aliciente momentáneo, aunque siempre se quejó de la mala administración de su antecesor

“No se puede poner a El Nacional en riesgo de desaparecer por administraciones como la del doctor (Jorge) Yunda, que ha sido desastrosa”, declaró en noviembre del 2015

En febrero del 2017 se dio un hecho que marcó a la gestión de Manjarrez. El cuadro militar quedó al margen de la Copa Libertadores a manos de Atlético Tucumán de Argentina, que llegó al estadio Atahualpa 70 minutos después de la hora programada para el partido. Reglamentariamente estaba eliminado, mas el dirigente dio el sí para para que se jugara el compromiso

El directivo ha informado que en su gestión pagó unos $ 3’000.000 de un déficit de $ 6’000.000, pero en contrapartida, además de la pérdida económica por la eliminación con Tucumán, durante su mandato se fueron muchos jugadores formados en el club sin dejar réditos, tal es el caso de Franklin Guerra, Roberto Garcés, Luis Segovia, Adolfo Muñoz, entre otros

En el 2018, el equipo no pudo repetir las actuaciones aceptables de 2016 y 2017 y el equipo descendió, luego de una desastrosa campaña. No perdió la categoría, pero le cayó una fuerte multa de parte de la LigaPro

En esta coyuntura, Manjarrez siempre se mantuvo firme en que no iba a renunciar, mas la noche del lunes presentó la dimisión y el directorio le aceptó. (D)